25 marzo 2017

Pentium G4560. Un rey azul para la gama ¿baja?




Tras una semana habitual de ajetreo en el taller, ya un poco recuperado de problemas de salud, la casualidad ha querido regalarme una experiencia con Intel bastante gratificante. Y es que he tenido la suerte de ensamblar o trastear en estos 7 días con un Ivy (i5-3320M), Haswell (i5-4570), Skylake (Celeron G3900) y un Kaby Lane (Pentium G4560). he tenido por lo tanto la ocasión de volver a comprobar, in situ, el recorrido del gigante azul durante los últimos seis años. La semana la cierro con la alternativa roja, un FX 8300 con refrigeración líquida con las frecuencias de serie subidas... pero esa ya es otra historia que también traeré aquí por el interés de un amigo forero de burbuja.info, que se está planteando su adquisición.

Volviendo a Intel, me he sentido otra vez afortunado de poder comprobar el por qué de su liderazgo en el sector de los microprocesadores a lo largo de estos años. Desde el rendimiento extraordinario de su i5 3xxx-M de portátil, que lo mantiene totalmente vigente en cuanto a prestaciones a pesar de su veteranía. Pasando por todo un clásico como es el i5-4570, que justifica de manera impecable el por qué sigue a la venta en el competido segmento de la gama media, aunque no justifique ello sus poco más de 200 euros de precio. Echando el cierre con el prodigioso Celeron G3900, que  acompañado de una Iris como integrada es una opción cojonuda para cualquier usuario medio que quiera disfrutar de rapidez y agrado de uso en su equipo. Y terminando con un verdadero portento, un microprocesador que ha puesto patas arriba el segmento de la gama baja, provocando el pánico, seguramente, en AMD pues va a sufrir mucho en un segmento en el que se defendía muy bien con sus APUs y procuraron la supervivencia de la compañía, por culpa de este tremendo G4560. 




De entrada, sorprende verlo acompañado de toda una GTX 1060 de 6GB, en uno de sus modelos más prestacionales de los que campan por el mercado... pero vayan acostumbrándose, porque este pequeñín de unos ridículos 60 euros de precio no se arruga en absoluto ante el reto. Y eso que hablamos de una gráfica capaz para la Realidad Virtual y el exigente escenario de las 4K de definición. En definitiva de una gráfica que en cualquier otra época hubiese tostado al Cerelon más potente de la familia... pero este pequeño Kaby Lane tiene truco. Os lo explico ahora mismo, tras mostraros una foto del mismo vestido.



El gran secreto de este Celeron Kaby Lane es que Intel ha recuperado la tecnología del HyperThreading (HT) para cubrirse en su gama baja frente a los nuevos micros AMD de la plataforma AM4. Para los profanos os explicaré en qué consiste el HyperThreading. Consiste en hacer salir de cada núcleo físico un par de hilos, que le sistema reconoce a cada uno como núcleos lógicos (2/4), de tal forma que nuestro G4560 dispone de 4 núcleos virtuales. Es la arquitectura que asumía Intel en sus i3, que ahora se ven seriamente comprometidos en el mercado por este Celeron, que puede decirse que es ahora mismo su mayor competencia. Os dejo una captura con los datos técnicos de nuestro prodigioso G4560.







Con semejantes datos, hay que agradecer a Intel que haya canibalizado a sus i3 en detrimento de este Celeron para hacernos más asequible el acceso a un micro gamer, pues la mayor frecuencia de la familia i3 y la inclusión de instrucciones de virtualización que faltan en el Celeron no son suficientes para justificar una diferencia poco importante de rendimiento y mucho menos los 70 euros de precio que separan a uno de otro.

Está claro que Intel defenderá a la familia i3 con otra "rara avis" de la nueva arquitectura Kaby Lane, el i3-7350K, el primer i3 desbloqueado de la historia. En el momento que se venga a su precio normal, con la incorporación de los Ryzen de gama media y baja al mercado, se convertirá en el único procesador de su familia (i3) que se venda... porque ahora mismo, a más de 200 euros, es una opción económica espantosa.

Procesador: Intel G4560.
Placa: MSI H110M Pro-D.
RAM: 8GB DDR4 a 2133 Mhz Crucial.
Gráfica: Asus GTX 1060 OC Dual 6GB GDDR5.
SSD: KingDian S280 de 120 GB.
HDD: Hitachi TravelStar SATA 3 a 7.200 rpm.


Pero vayamos a las pruebas, porque palabrería sin fundamento la podemos encontrar en cualquier foro de frikis o manual del buen "cuñao" de turno. En el banco de pruebas de las sintéticas y en los test con diferentes juegos es dónde veremos si se justifica todo lo bueno escrito sobre este sorprendente "i3-G4560". De momento comenzamos con el passmark, un verdadero "Vademecum" en el sector de los microprocesadores (no así con otros componentes). Y es que las 9 pruebas diferentes que engloba la sintética nos arrojan los datos necesarios para comprender las fortalezas y debilidades de un micro.






¿Veis la última de las pruebas que realiza el Passmark, la que nos mide la potencia mononúcleo? Esa es la principal arma de este Pentium. Y es que sus núcleos Kaby solo quedan por debajo en la comparativa, y por muy poco, con todo un i7 de la gama profesional de Intel (LGA 2011/3) de casi 420 euros de precio. Sabiendo que los actuales juegos no aprovechan más de 2 núcleos en su mayoría, y que en los casos más potentes este procesador se va a defender con sus dos núcleos lógicos extras, ya comienzo a dar por sentado que este G4560 ha venido a jugar con nosotros, no a buscarnos el sustento con nuestro pc. Para corroborarlo me voy directamente al Cinebench R15, que nos mide la potencia de los núcleos con mucha certeza y precisión.



Como podemos comprobar, el G4560 con sus casi 380 puntos tira más que un i3-4170 Haswell, por compararlo con uno de los muchos  i3 modernos. A pesar de no disponer de un conjunto de instrucciones de virtualización importante para estos desempeños y correr a una frecuencia inferior a la hora de completar un ciclo.



No es un micro que nos vaya a solucionar la papeleta de llevar un sueldo a casa renderizando o trabajando las 3D, pero sus 60 euros de precio ya nos lo advertían. Para esos menesteres quedan los i7, Xeones, Ryzen de AMD o, inluso, sus FX octacores, pero se defiende maravillosamente cuando hablamos de un humilde Celeron, que arroja resultados de la familia inmediatamente superior en cuanto a potencia de procesamiento, los i3. El caso es que observando el desarrollo de la sintética uno comprende perfectamente la naturaleza de este G4560 perfectamente. Durante la misma observo como dos de los cuadraditos van realmente rápidos llenando de píxeles sus diferentes huecos, y otros dos perezosos a los que les cuesta seguir el ritmo de sus hermanos. Eso es porque el HyperThreading desarrolla hilos lógicos a partir de la porción del núcleo físico que no usa la aplicación o proceso. Es decir, si el Cinebench nos tiraba de un 70% de cada núcleo físico, los núcleos lógicos solo harán uso del 30% restante de la capacidad de procesamiento de cada núcleo físico.

Viendo que nuestro pequeñín nos está insinuando que él quiere jugar, no trabajar con nosotros, pues comenzamos los test de rendimiento en juegos. Lo hacemos con el Unigine Heaven, uno de los test más importantes y definitorios a la hora de evaluar el rendimiento de un conjunto micro/gráfica.




Aquí ya sí que sorprende y el G4560 muestra el por qué se ha convertido en el rey de la gama baja... y no tan baja, pues se mide descaradamente con todo un i5-4570 a igualdad de gráficas.



1,8 fps y 31 puntos de diferencia no es nada. Posiblemente sean un poco más a favor del i5, pues el Heaven del 4570 fue tomado el verano pasado, con la inminente salida de la GTX 1060 (la compré por pre-orden y me tardó un par de semanas en llegar). Los modelos son muy similares en cuanto a potencia (Asus Dual Vs. KF2 Exoc) pero cuando salió la Pascal sus drivers estaban muy verdes aún... a pesar de lo cuál ya os digo yo que la diferencia no debe de ser de más de 5 fps y 90 puntos. La conclusión no puede ser más positiva pues sabiendo que el i5-4570 no le hace cuello alguno a la GTX 1060 de 6GB  nos indica que el G4560 es un magnífico compañero de tan potente gráfica.

Después de impresionarme con el Heaven acompañado de una magnífica gráfica de la gama media-alta actual, nos vamos a la prueba más potente en la actualidad, la que mide la capacidad para la Realidad Virtual de Valve. Sabiendo que las gafas de Valve se mueven en el exigente territorio de las 2K a 90 fps en cada ojo, lo que nos arroje dicha prueba va a ser determinante para conocer los límites de nuestro pequeño jugón.


   
Impresionante, simplemente bestial. El G4560 solamente ha capado 2 fotogramas de los casi 10.000 que sostiene la prueba. Comparado con el i5-4570 y la KF2 GTX 1060 OC Exoc 6GB GDDR5 encontramos algo llamativo.




La nota que le otorga la prueba de Valve al G4560 es de 8.1, y al i5-4570 de 8... algo que justifico, sin lugar a dudas, a los verdes drivers que entonces soportaba a la KF2 del i5 frente a los últimos que soportaban al la Dual de Asus.

Saliendo de pruebas testeo al G4560 con la última expansión del Rome II, en modo extremo, con todos los mods subidos al máximo, y me arroja unos geniales 81,3 fps de media.




Además, observo que nunca cae de los ansiados 60 fps... y la última expansión del Rome II, con todas las texturas al máximo, el antialiasing x16 y tal no es moco de pavo. Mi i5-4590 y una MSI R9 380 Gaming de 4GB GDDR5 me entrega 61 fps, y recuerdo que la KF2 con el 4570 arrojó 83 fps... ya no hay más que trastear para sacar conclusiones muy aproximadas. 



Sabiendo que este equipo, con los componentes que se indicaron más arriba, más una caja con ventana lateral y dos ventiladores leds, una buena fuente de 600W ha salido por 579 euros con envío incluido y tal... es sorprendente dónde ha puesto el listón Intel en la incursión en la "Master Race de los 60 fps rocosos" en FullHd, las 4K y la Realidad Virtual. Un equipo gamer de estas prestaciones el pasado año no bajaba de los 800 €. Incluso se podría acompañar a este magnífico G4560 con una GTX 970 de 4GB, que ya nos asegura los 60 fps, R.V y 4K por solamente 500 euros... una buenísima noticia para los que quieran incorporarse al mundo gaming de altas prestaciones y no tan buena para los que compraron su equipo anteriormente a este G4560. Saber que un equipo con unas buenas gafas de Realidad Virtual (no las mierdas de la PS 4 Pro y/o sucedáneos similares) apenas llega ya a los 1000 euros hace frotarse las garras a más de un friki que, hasta hace poco, y gracias al G4560, le resultaba inalcanzable dicho sueño.


No hay comentarios: